fbpx

Es una costumbre muy habitual en las mujeres pintarse las uñas de las manos y de los pies. Éstas últimas sobre todo en verano cuando se utiliza calzado más descubierto. Muchas mujeres utilizan estas lacas de uñas sin tener en cuenta algunos problemas que puede acarrear un mal uso de estos productos de belleza. Hoy en nuestro blog os alertamos de cinco posibles problemas si usas pintauñas en tus pies.

1. Cuando se quiere cambiar el color de las uñas o se quiere retirar los restos de pintauñas cuando ésta empieza a deteriorarse se suelen utilizar para eliminarla de las uñas quitaesmaltes con acetona. La acetona es nociva para las uñas porque estropea la lámina ungueal. La recomendación es utilizar quitaesmaltes sin acetona para eliminar los restos de laca de uñas.

2. Si no se elimina la laca de uñas de forma correcta, en los restos de producto puede provocar que entre la uña y la capa de pintura se acumule humedad que pueden favorecer la aparición de infecciones por hongos.

3. Algunas lacas de uñas con colores muy fuertes pueden llegar a amarillear las uñas. En algunas ocasiones, al ver la uñas amarilla se puede confundir con hongos y aplicarle un tratamiento no adecuado.

4. Es importante vigilar la fecha de caducidad de los productos y siempre comprarlos en tiendas de confianza. Algunos de estos pintauñas pueden contener productos nocivos para la salud de tus uñas.

5. Hay algunas pinturas para uñas más duraderas que pueden llegar a aguantar hasta tres meses. Este tipo de lacas hacen más gruesas las uñas que pueden provocar distrofias ungueales por el choque de las uñas con el calzado. Para eliminarlas hay que utilizar una fresa abrasiva, por lo que se recomienda no abusar de este tipo de pintauñas permanentes.

Promociones